Dónde practicar
buceo en España

Mejores sitios para practicar buceo en España

Muchos submarinistas buscan lugares ideales para bucear y disfrutar de experiencias únicas e inolvidables, y cada año viajan a diferentes lugares del mundo para poder lograrlo. Por eso, España es perfecta, ya que ofrece una variedad de zonas ideales para practicar este magnífico deporte, lugares que son mágicos, y aquí mencionaremos los mejores:

El Hierro, en las islas Canarias

Se encuentra ubicada en el Atlántico Sur. Esta isla es uno de los principales lugares de Europa para el submarinismo, debido a que sus aguas son increíblemente cristalinas, con una visibilidad de 50 metros. Es totalmente un edén para los apasionados del submarinismo.

Estas mágicas aguas atraen a especies atlánticas, tropicales y mediterráneas, que cohabitan todas juntas durante todo el año y con temperatura de 21°C, ideal para bucear. Su vegetación densa cubre los rocosos fondos que hacen un refugio perfecto para la flora y fauna, y para animales pelágicos. Estas son las maravillas de las que se pueden disfrutar al bucear en El Hierro.

Archipiélago de Cabrera, en las Islas Baleares

Es declarado Parque Nacional Marítimo Terrestre y posee islas e islotes, con un alto valor natural, y hoy día está prácticamente inalterado. Su vista y paisaje no dejan de impresionar a nadie, por lo que es considerado como el mejor conservado del Mediterráneo y de las costas españolas.

También cabe destacar el mundo submarino con el que cuenta, donde se hallan aves marinas, especies naturales y endémicas, entre otras 500 especies marinas. El lugar es increíble para la práctica del buceo, un lugar que no se puede pasar por alto, por su diversidad.

Islas Medas, en Girona

El archipiélago en Meda es formado por siete islas, y es el principal lugar en toda Girona para bucear. Además, es muy escogido por submarinistas y apasionados de la naturaleza, debido a la hermosa vegetación natural que se encuentra bajo el agua. Tiene una gran diversidad de peces y comunica una extraordinaria tranquilidad que despierta el interés de la mayoría de los submarinistas.

Cabo de Palos, en Murcia

Está formado por un ambiente de vida marina muy generoso en toda la costa española, y con un cementerio de barcos. Además, este sitio alberga una flora y una fauna marina que lo hace muy asombroso para los buceadores. Entre uno de sus muchos atractivos naturales, destacan sus corales y bosques de algas.

Islas Cíes, en Pontevedra

Es un paraíso natural increíble que ofrece bajo el agua uno de los mejores ecosistemas para el buceo en España. En ellas se pueden apreciar una gran variedad de especies, entre las que se encuentran los pulpos, rodaballos y congrios. Además, existe la mayor colonización de gaviotas patiamarillas en el planeta, un entorno cubierto por bancos de arena, grietas rocosas y desfiladeros de piedra. De modo que en las Islas Cíes no solo se disfruta del buceo sino también de un maravilloso entorno.

Cabo de Gata, en Almería

Bajo estas espectaculares aguas se esconden unos excelentes fondos marinos, con una variedad de especies como moluscos, morenas, crustáceos, meros, entre otros. Su origen es volcánico y con un aspecto desértico, con desfiladeros de piedra y callejones. Los buceadores amantes de las incursiones marinas disfrutarán mucho de Cabo de Gata.

Islas Hormigas, en Murcia

Es de España una reserva marina y protegida desde 1995, y para los que practican el buceo es un verdadero paraíso. Además, es un ejemplo de diversidad biológica y conservación, donde se halla una gran variedad de peces luna, meros, espetones, entre otros.

La Herradura, en Granada

Es una zona muy famosa en España por su increíble clima y por la belleza de sus fondos, con alta seguridad. Su bahía posee varios lugares de buceo, entre los que se encuentra el Cerro Gordo y la Punta de la Mona. Debido a su disposición, es posible localizar un punto para sumergirse con total seguridad de las olas y los vientos.

Tarifa, en Andalucía

Tiene una extraordinaria claridad de agua y un alto valor ecológico. Por sus características simples y seguras, puede decirse que es un buen lugar para bautizarse en el submarinismo o buceo. Asimismo, tiene el paso migratorio de muchas especies como ballenas, tortugas bobas y delfines, otra increíble razón para sumergirse en esas mágicas aguas.

Islas Columbretes, en Castellón

Es un parque natural que posee grupos de islotes, islas y peñascos, con un chico archipiélago de principio volcánico. Pertenece a las reservas marinas de España, con mucha vida marina como bancos de arena, corales rojos, meros, cañones, doradas, praderas de posidonia y una exquisita fauna. Es una completa maravilla visual para los turistas buceadores.

Menorca, en las Islas Baleares

La Isla de Baleares brinda una variedad de puntos de sumersión, pero el que destaca más es la costa de Menorca. Se caracteriza por sus bellas grutas submarinas, cuevas y sus aguas ricas de gran visibilidad. Posee también grandes acantilados. Asimismo, tiene una variedad de fauna marina que incluye serviolas y barracudas, sargos, atún, langostas, meros, nudibranquios, entre muchas más. Muchos buceadores con expectativas de conocer animales marinos de todo tipo visitan Menorca.

Isla de Alborán, en Almería

Se caracteriza por tener fondos plagados de asombrosos yacimientos de corales y praderas de algas laminarias. La riqueza de sus payas y profundidades hacen que el lugar sea un oasis dotado de hermosura para practicar el submarinismo. 

Costa de Guipúzcoa, en Euskadi

Toda su costa es de interés para los buceadores, pero las que son más frecuentadas son: Motriku, Hondarribia, y Zarautz. En Motriku se llega por el Bajo de Azpíroz, que emerge de 18 a 40 metros frente a la ría Ondarroa.

Por su parte, en Hondarribia, se encuentran varios puntos de provecho, entre ellos las concentraciones de pólipos, esponjas, gorgonia y alcionarios. Por último, está Zarautz, cuyo mejor lugar, y muy clásico, es Punta Ratón, donde se encuentran una variedad de lugares para las inmersiones.

Rías Baixas, en Pontevedra, A Coruña

Este enorme lago oceánico es protegido de los enérgicos vientos y tormentas, donde todo el año se puede bucear. Se observan esponjas, miles de nudibranquios y caballitos de mar a 50 metros de la costa. Esta gran variedad de animales es la razón principal por la cual es muy visitada.

Castell de Ferro, en Granada

Es el lugar con más belleza de todo el territorio. La característica que más destaca son las cuevas sumergidas y sus paredes. Además, es el mejor lugar para observar el coral naranja, por sus aguas tranquilas, ideal para los submarinistas en cualquier estación del año. Se pueden observar una variedad de especies marinas como morenas, pulpos, congrios y peces luna, conocidos también como Mola Mola y muy espectaculares.

Gran Canaria, en las islas Canarias

Esta zona de Gran Canaria es conocida por los buceadores debido a sus distintos fondos de una pendiente a otra. En su costa Este se encontrarán con lugares esplendidos para sumergirse, que es dominada El Cabrón (reserva marina). Además, en la costa Norte se encuentran lugares de encanto como Sardina del Norte, La Caleta y las bajas de Roquerillo y Fernando.

Isla de Formentera, en las Baleares

No pueden faltar las aguas cristalinas de la Isla Formentera. Su visibilidad es tan espectacular que alcanza hasta los 50 metros de profundidad. Este paraíso del Mediterráneo, se destaca por su inmersión en la Reserva Marina de Freus y por sus distintos paisajes. En ellos, se observan pecios, cuevas y paredes de gorgonias, y cuenta con una increíble temperatura en el agua para sumergirse en cualquier época del año.

Cabo de Creus, en Girona

Posee una hermosura espectacular y aguas cristalinas donde que permiten observar fácilmente sus fondos marinos. Es la zona más pura de toda la Costa Brava. Se encuentran paredes de gorgonias, arrecifes, túneles, meros, cuevas y todo lo que te puedas imaginar, ideal para bucear por su flora y fauna.

Ir arriba