Efectos fisiológicos
del Buceo

La práctica del buceo puede conllevar varios efectos en el cuerpo del buzo que son importantes considerar.

Reflejos de inmersión

Si el buceo se practica sin equipo de oxígeno, puede desencadenar una serie de respuestas fisiológicas no voluntarias. Estas se llaman reflejos de inmersión, los cuales hacen que el cuerpo se vaya adaptando a la hipoxia. Esta última se debe a la falta de oxígeno hacia las células. Por lo que se puede experimentar:
  • Aumento del volumen pulmonar
  • Hiperpresión abdominal
  • Constricción de los vasos sanguíneos arteriales periféricos
  • Retorno venoso aumentado
  • Respiración en hipopresión
  • Uso de la miglobina

Problemas con la presión

Primeramente, es importante conocer que el cuerpo humano posee espacios aéreos, ubicados en los oídos y en los senos nasales. Al sumergirse, la presión empuja los tejidos del cuerpo hacia estos espacios, este hecho se llama compresión. Para evitarla, se debe hacer una compensación, que es añadir aire a estas zonas. Existen algunas formas de hacerlo y son las siguientes:

Método de Valsalva

Es muy conocida y consiste en pinzarse la nariz y soplar aire hacia ésta manteniendo la boca cerrada.

Técnica de Toynbee

Consiste en cerrar las fosas nasales y luego tragar.

Método de Edmunds

para realizarla hay que tensar el paladar y todos los músculos blandos que hay en la garganta. Después empujar la mandíbula hacia afuera y luego hacia abajo y realizar el Valsalva.

Técnica de Frenzel

En éste se necesita cerrar las fosas nasales y la zona posterior de la garganta e intentar hacer el sonido “k”.

Apertura voluntaria

Al realizarla se debe contraer los músculos que hay en la garganta y mover la mandíbula hacia abajo y luego hacia afuera.

Realizar la compensación a mediada que el buzo se sumerge, es de especial importancia. Ya que evita lesiones como la ruptura del tímpano por la presión del agua. Si el tímpano se rompe, no solo provoca dolor, sino que también produce perdida del equilibrio, vértigo, inflamación y perdida de la audición. Si ocurren problemas al realizar la compensación, lo mejor es suspender la actividad y acudir a un doctor.

Consecuencias de la disminución de presión.

Al realizar el buceo de apnea, el volumen del aire tiende a disminuir conforme se va descendiendo. Lo que provoca a su vez que el volumen de los pulmones también disminuya. Pero, al ascender tanto el aire como los pulmones vuelven a tomar su volumen normal.

Sin embargo, cuando se emplea un equipo de buceo esto no sucede. Ya que éste permite que el buzo pueda continuar respirando bajo el agua. Por lo que los pulmones mantienen un volumen normal cuando se está sumergido. Este hecho produce un problema al ascender, debido a que la presión se hace menor a medida que se va ascendiendo. Esto produce que el aire contenido en los pulmones aumente en volumen, y por esto los pulmones se expandan demasiado.

La solución para evitar este problema es, simplemente, mantener una respiración normal y continua al ascender. Nunca se debe contener la respiración, pues esto bloquearía la salida del aire sobrante de los pulmones. Este hecho provocaría que la presión en ellos aumentara y llegar a sufrir un barotraumatismo, es decir, una ruptura en los pulmones

Efectos por densidad

Al ir aumentando la profundidad, el aire se volverá mucho más denso, lo que provocará que sea más difícil respirar que en la superficie. Esto hace que el esfuerzo por respirar sea mucho mayor y el ritmo de la respiración aumente, lo que provoca agotamiento. Para evitarlo, al estar sumergido se deben realizar respiraciones lentas y profundas. De este modo, se puede inhalar el aire denso y se ahorrara energía, aire y se previene el agotamiento.

Enfermedad por descompresión

Cuando un buceador se encuentra en las profundidades del mar, los tejidos de su cuerpo se mantienen equilibrados con una alta presión de nitrógeno que está disuelto. No obstante, si el buceador después de haber estado el tiempo suficiente en el agua para disolver las grandes cantidades de nitrógeno, vuelve a la superficie rápidamente, se puede ocasionar la formación de burbujas de nitrógeno en el cuerpo.

Esto puede ocasionar daños graves o leves en cualquier zona del cuerpo, dependiendo de la cantidad y el tamaño de las burbujas que se hayan producido. Las burbujas formadas provocan fenómenos de compresión externa en las zonas cercanas a ellas. Lo que afecta el curso de fibras nerviosas, vasos sanguíneos, la estructura de los tendones o músculos. En algunas ocasiones estas microburbujas migran al sistema nervioso, y raras veces al sistema linfático.

Para la prevención de esta enfermedad, el buzo de verá realizar un ascenso adecuado. Durante éste, también se producen burbujas, pero en menor cantidad y tamaño, que logran eliminarse gradualmente por las vías pulmonares.

Ir arriba