¿Qué es el buceo?

Un poco de historia

El buceo es un deporte en el cual la persona se sumerge en diferentes cuerpos de agua. Éste, se puede realizar por diversas razones: recreación, investigación a nivel científico o como deporte profesional. Dependiendo del tipo de buceo que se vaya a realizar, se ha de emplear un equipo determinado, el cual permite practicarlo de manera segura. Un ejemplo de esto es la apnea, en el cual no se utilizan aparatos para respirar, pues se efectúa de forma libre, y a veces con un equipo muy simple. 

Según donde se realice el buceo se le otorga un nombre diferente. Por ejemplo, se llama submarinismo, a la práctica de buceo en el mar, este es el más realizado a nivel mundial. El espeleobuceo, es aquel que se lleva a cabo en galerías inundadas de las minas o en cuevas. Y, el buceo de altura, es el que se realiza en lagos de montañas. Sin embargo, sea cual sea el tipo de buceo a realizar, se necesita una preparación, no solo de cómo utilizar el equipo, sino también, en cómo se debe respirar para permanecer largo tiempo sumergido.

Un poco de historia del Buceo

Desde hace varios siglos, el buceo se ha practicado en la modalidad de apnea. Esta ha sido con la finalidad de conseguir alimentos o bienes como las perlas, y también se ha empleado en la milicia. Sin embargo, para finales del Siglo XVIII y principios del XIX, se comenzó a emplear la escandrafa empelando un casco y el aire se suministraba de la superficie. No obstante, ésta limitaba la movilidad de la persona. Es por esto que se producen varios inventos, como el regulador de Roquayrol- Denayrouze, que destacó sobre muchos, pero aun no permitía total autonomía.

Es en 1942, cuando Émile Gagnan, un ingeniero que trabajaba en Air Liquide, disminuye el tamaño del regulador Roquayrol- Denayrouze. Esto era con la intención de adaptar el regulador para los motores de gas que usaban los automóviles. Sin embargo, Henri Melchior, dueño de la empresa, pensó que este regulador podría servirle a su yerno, Jacques-Yves Cousteau. Este último, trataba de crear un sistema que permitirá la respiración subacuática y que concediera total autonomía al buzo.  Es así, como los dos hombres son presentados, y comienzan a trabajar en su primer prototipo.

 En 1943, hacen la primera prueba, en la cual el equipo presentó una serie de fallas. No obstante, poco tiempo después pudieron resolver las fallas y crearon un segundo prototipo. Un día de Junio, Cousteau prueba el nuevo equipo, con la ayuda de su esposa y de Philippe Taillez y Frédéric Dumas, sus amigos. En esta ocasión la prueba fue exitosa. Desde este momento el buceador pudo tener la libertad que quería. Y aunque se han realizado varias mejoras, el principio con el que se creó, sigue siendo empleado hasta la fecha.

Ir arriba